Inicio > Sociedad > Apearse

Apearse


Son las siete de la mañana. El autobús que lleva al centro de Sabadell está a reventar. Parta molestar lo menos posible me coloco en la salida trasera, junto a dos adolescentes que tapan la puerta.

Tres paradas después, una señora cargada con una gran bolsa se aproxima a la salida, la dejo pasar, y pregunta a los muchachos:

-¿Os vais a apear?

-¿Eh?

– Que si os vais a apear.

-¿Qué?

El autobús se detiene, y al abrir sus puertas los chicos se apartan para dejar bajar a la señora. Cuando las puertas ya se han cerrado puedo oír la siguiente conversación:

– ¿Has entendido a la tía esa?

– No, ¿qué decía?

– No sé, no sé qué de apoyar. Si os vais a apoyar, o yo qué sé…

– Madre mía, no se le entendía. Debería ser chilena, o de por ahí…

Me muerdo la lengua y educadamente les pido que me dejen pasar. Me bajo en la próxima.

Ojalá esto fuera un relato de ficción.

Anuncios
Categorías:Sociedad
  1. aningunsitio
    20 noviembre, 2008 en 4:35 pm

    Qué paranoia, neng!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: